Volver

Fecha publicación 18 | 02 | 2020
Compartir

¿Qué hacer un domingo con niños? Planes sencillos cerca de casa

El último día de la semana suele despertar una extraña aureola de sensaciones, condicionada por la inminente llegada de la rutina del despertador. Semejante pesar a veces es un ancla que nos postra en nuestros sillones, condenando a los más pequeños de la casa a pasar un día más gris de lo que realmente es.

Y no es porque no existan suficientes cosas que hacer un domingo con niños, de hecho, el abanico es tan amplio que reducirlo ha sido como decidir qué hijo es el preferido. Una tarea singularmente cruel. Al final, nos hemos decantado por los que tienes más cerca de casa, para que la pereza no sea quien dicte sentencia.

Pasa un domingo en la naturaleza sin coger el coche

Rescata aquellos rinconcitos naturales de tu ciudad libres de botellas de cristal y vasos de plástico -consecuencias de la tradicional reunión juvenil del sábado noche- para hacer alguna actividad que promueva el desarrollo sostenible.

Desde plantar un árbol hasta hacer deporte, todas las opciones vinculadas al aire puro son sanas y económicas. ¡Y harán que tu hijo duerma a pierna suelta!, algo que agradecerás.

Abre el mapa cultural de tu ciudad

Lleva a tu hijo a museos o similares donde, además de aprender, encuentre ese puntito mágico que le haga disfrutar como al enano que todavía es.

Buenos ejemplos son el siempre fascinante acuario, alguna exposición que se salga de lo habitual o una biblioteca infantil donde pueda dejar volar su imaginación. Puede que buscando un plan para hacer con tu hijo el domingo acabes reencontrándote con tu niño interior, quién sabe.

Aprovecha el domingo para disfrutar de una interesante historia

Pocos planes hay que hagan tanta ilusión a niños y adultos a partes iguales como una buena sesión de cine o teatro. Si se te va un poco de presupuesto, remueve las calles de tu barrio para encontrar sesiones independientes a precios más asequibles, sólo posibles gracias al emprendimiento local. A veces, en los lugares más recónditos, se esconden obras y títulos olvidados en el tiempo.

Escape rooms, la gran novedad para hacer un domingo con niños

Estas pequeñas atracciones laberínticas, que simulan un día de trabajo bajo la piel de Sherlock Holmes, son un gran ejercicio para fomentar el razonamiento lógico y el trabajo en equipo. Muchas instituciones educativas ya integran este tipo de actividades en su método de enseñanza.

Si tienes la mala suerte de no contar con ninguno cerca, existen guías en Internet para montar versiones caseras muy económicas. Quizás no sea lo mismo, pero puedes invitar a los niños del barrio para que tengan algo que hacer. Prestar este servicio a la comunidad te convertirá en el rey -o reina- de los domingos. Después de leer esto, ya no tienes excusa. Apaga el televisor y sal a la calle para hacer alguna actividad este domingo que incluya a los niños. Si todavía no te has decidido por ninguna, en nuestra app gratuita encontrarás muchos pequeños emprendedores con ideas realmente originales para disfrutar en familia.