Volver

Fecha publicación 20 | 02 | 2020
Compartir

Pop up stores: ¿qué son y qué ventajas tienen para tu negocio?

A todos nos ha pasado alguna vez: ir andando por la calle y toparnos con unas peculiares tiendas, más cercanas al stand promocional que a un comercio tradicional, en las que no entrar y comprar algo resulta una insensatez. Estos tentadores establecimientos, que obtienen resultados rápidos y sorprendentes, son las llamadas pop up stores y están cambiando los hábitos de comprade muchos consumidores.

Continúa leyendo nuestro artículo para saber qué son las pop up stores y cómo utilizarlas en tu negocio.

¿Qué es una pop up store?

También conocidas como tiendas pop-up, pop up retail o, sencillamente, tiendas fugaces, son pequeñas tiendas físicas que las marcas y negocios ponen en puntos estratégicos para vender ciertos productos por tiempo limitado. Y vaya si venden.

Suelen ofrecer una presentación atrevida e innovadora para que, en segundos, sean capaces de captar la atención de todo lo que las rodea, además de una corta duración que oscila entre unas horas y unos pocos meses. Su objetivo es impactar en la emoción del cliente para conseguir una compra por impulso o crear recuerdo de marca.

Ahora, no te asustes si un día la plaza de tu ciudad amanece con un zapato gigante o una tienda con forma de bote de alubias porque, posiblemente, estés ante una pop up store.

Origen de las pop up stores

Aunque el concepto es bastante nuevo, la idea surgió hace años, a partir de los artistas metropolitanos que utilizaban zonas vacías de la urbe para vender sus obras en pocas horas, llegando a organizar eventos realmente multitudinarios y rentables. La voz se corrió y acabaron en el punto de mira de la gran industria.

Fue la empresa Vacant quien, en 1999, acuñó el término pop up store para dar nombre a pequeñas tiendas especializadas que cerraban una vez que el producto se había agotado y volvían abrir en otras ubicaciones. Debido al éxito, este tipo de establecimientos se popularizaron hasta llegar a ser lo que son hoy en día, auténticas máquinas de vender.

Principales ventajas de las pop up stores

Tradicionalmente, han sido las grandes empresas las que han hecho uso de las pop up stores, pues son realmente eficaces, pero, poco a poco, el pequeño comercio local estáaprendiendo a adaptarlas a su terreno:

1.     Venden mucho en poco tiempo

La principal característica que hace a las pop up stores tan efectivas es su carácter efímero. Esa idea de que, quizás, mañana ya no estén ahí, es un gran aliciente para aumentar la intención de compra de los clientes. Porque el ser humano es así, y ante la duda de si ese producto lo querremos en un futuro, mejor comprarlo en el momento. Nunca se sabe.

Esta filosofía funciona mejor, generalmente, en productos que sean rápidos de comprar, fáciles de usar y no rasquen demasiado en el bolsillo, incentivando así la compra más emocional e impulsiva.

2.     Hacen que comprar sea un juego

Solo hay que observar las estrategias de marketing más modernas y tecnológicas para llegar a la conclusión de que al consumidor, muchas veces, le interesa más la experiencia de comprar que el producto en sí.

Las pop up stores son hermanas de esta tendencia, razón por la que el modelo de negocio que tienen detrás suele ser bastante original, diferente. No estamos ante simples escaparates en los que poder admirar el producto, aquí la parte práctica importa, hasta el punto de llegar a ser auténticas atracciones turísticas con marca.

3.     Admiten múltiples ubicaciones

Otra de las virtudes de estos liliputienses negocios es que puedesubicarlos en cualquier sitio -dentro de los márgenes del sentido común- y cubrir tus necesidades del momento, lo que las hace muy flexibles a los cambios. Por supuesto, necesitarás un permiso o licencia previos.

Esto es realmente ventajoso para los negocios de proximidad, los cuales están fuertemente condicionados por sus circunstancias físicas y geográficas. Aprovecha los sitios turísticos o los acontecimientos con más tirón que vaya a haber en tu ciudad para colocar tu pequeña y simpática sucursal.

También puedes utilizarla como conejillo de indias en el caso de que quieras abrir otro local en un lugar diferente. No te lances a ciegas, primero mide la acogida que tendrá tu producto colocando una pop up store durante un período de tiempo concreto. No solo sabrás si es una decisión acertada, sino que, en el caso de que lo sea, habrás empezado a hacer comunidad antes, incluso, de abrir la tienda.

4.     Son baratas

Esto no necesita mucha explicación. Abrir una pop up store requiere de una menor inversión que cualquier otro tipo de comercio tradicional, lo que las convierte en grandes atractivos para los emprendedores locales más jóvenes. ¿Tienes una idea innovadora, pero no los recursos suficientes para llevarla a cabo?  Pues ya sabes que hacer.

5.     Estrechan lazos con tu vecindario

Estas pequeñas tiendas son perfectas para afianzar tu marca local dentro -o fuera- del barrio, al ser una diana para los peatones más curiosos. El aroma de sorpresa y exclusividad que las envuelve es ideal para intentar crear emociones, y así permanecer en la mente de los consumidores. Ideal si estás pensando en introducir un artículo nuevo en tu oferta.