Volver

Fecha publicación 10 | 03 | 2020
Compartir

Qué hay que hacer para montar una heladería

Admítelo, tú también soñabas con montar una heladería cuando eras pequeño. Y no es de extrañar, en pocos lugares las personas muestran tanta satisfacción como en estas deliciosas fábricas de felicidad. Fábricas que ya no son exclusivas del verano, porque comer un helado se ha convertido en algo habitual para cualquier época del año.

Si estás barajando la idea de montar una heladería, que sepas que es uno de los negocios de proximidad más rentables que hay. En Billionhands somos muy golosos y conocemos bien el funcionamiento de este tipo de tiendas, por eso hemos recopilado una serie de pasos que te ayudarán en tu viaje como autónomo.

1.     Define tu tipo de heladería

En el sector del helado existen dos modelos comerciales de venta minorista: el artesanal y el industrial.

  • El primero, el artesanal, requiere de una mayor inversión, tanto en mobiliario y materia prima como en formación de tus trabajadores -ya que deberán saber elaborar el helado-. En contrapartida, obtendrás unos beneficios superiores gracias al producto de calidad.
  • En cambio, una heladería industrial es mucho más sencilla y económica de abrir, sobre todo si es franquiciada, ya que la empresa matriz asumirá gran parte de la inversión. Eso sí, a la larga los beneficios serán inferiores a los de la artesanal.

Una opción muy utilizada es empezar con una heladería industrial para minimizar la inversión inicial y, con el paso de los años, ir introduciendo nuevos productos y evolucionando hacia la artesanal. Ambas opciones son igual de válidas y rentables, pero la decisión que escojas condicionará todas tus acciones posteriores. ¡Piénsala bien!

2.     Encuentra el local perfecto para tu tienda

Cuanto más céntrico y más grande, más caro. Lo ideal es que conozcas los hábitos de consumo que tendrá tu público para elegir el local adecuado, y no invertir más dinero del necesario.

Por ejemplo, si estás pensando montar una heladería en una calle turística muy concurrida, igual te interesa un local más pequeño, ya que muchos de tus clientes tomarán su helado paseando. Sin embargo, si optas por abrir la heladería como tienda de barrio, muchos de tus vecinos querrán pasar la tarde charlando en tu local, por lo que un salón con sillas y mesas es muy aconsejable.

En cualquier caso, siempre es bueno buscar una ubicación de fácil acceso y gran visibilidad, al ser los helados un producto que, muchas veces, se consume más por impulso que por planificación. Si el local, además, necesita una reforma, súmalo a tu libreta de gastos.

3.     Compra el mobiliario necesario para montar una heladería

Aquí radica la mayor parte de la inversión inicial, a excepción del local, que tendrás que asumir para montar una heladería. Dependiendo de tu modelo de negocio, la cantidad variará enormemente.

Si optaste por montar una heladería artesanal, tu inversión en mobiliario será mayor. Deberás adquirir una cámara de congelación adecuada para tu materia prima, utensilios para la elaboración, batidora, licuadora y una vitrina para mostrar tu producto -muchas heladerías sustituyen la vitrina por tubos de glicol-. Esto, como mínimo.

En una heladería industrial, en cambio, te ahorrarás toda la infraestructura destinada a la elaboración y almacenamiento de la materia prima, y, como comentábamos más arriba, puedes acudir a una franquicia para que te proporcione parte del mobiliario. Ahora bien, deberás darle un porcentaje de tus beneficios y abanderar su marca de helados.

Además de lo propio del negocio, también tendrás que comprar el equipo informático necesario para el funcionamiento de cualquier local comercial: TPV, caja registradora, expendedora de tickets y facturas, y un software especial con el que gestionar tu tienda.

4.     Busca los proveedores que mejor se ajusten a ti

La elección de los proveedores es otro punto condicionado por el tipo de heladería que quieras montar. Para una artesanal deberás contratar a alguien que te suministre la materia necesaria para producir un helado fresco y de calidad: leche, yemas, diferentes toppings, azúcares, etc. En el modelo industrial será suficiente con que el proveedor te proporcione el helado ya hecho. Puede ser de marca y envasado o a granel, para que tú montes tus propios conos o tarrinas.

También debes tener en cuenta que en una heladería se suelen vender otros productos, como cafés, batidos, granizados y algo de pastelería. Lo suyo es que el proveedor te pueda proporcionar tanto el helado como el resto de complementos. Seguramente te acabe haciendo mejor precio por el pack completo.

5.     Adquiere las licencias obligatorias para poder abrir tu heladería

La parte más tediosa, que dependerá de la fluidez burocrática de tu comunidad autónoma, es toda la correspondiente al papeleo. Además de la licencia pertinente, deberás adquirir la declaración censal, darte de alta en la Seguridad Social, en el IAE y cumplir con toda la normativa sanitaria.

6.     Establece una estrategia de marketing para ganar visibilidad

Además de un nombre y logotipo atractivos y con gancho, debes cuidar todo el aspecto visual de tu establecimiento. Busca una armonía entre los colores, la decoración y los uniformes de los trabajadores para que la imagen de tu negocio quede grabada en la mente de tus clientes. Importante: crea una carta atractiva con una sugerente descripción de los productos y, si lo deseas, folletos promocionales.

La parte digital también merece una especial atención. Abre diferentes redes sociales en las que poder promocionarte, mostrar tus ofertas, hacer concursos, etc. Si, por ejemplo, piensas digitalizar tu negocio y vender helado a domicilio -algo cada vez más habitual-, optimiza tu página web con la estrategia visual de tu negocio físico. Una de las mejores formas de conseguir visibilidad es registrar tu negocio en una aplicación digital. Actualmente, son las herramientas preferidas por los usuarios para la búsqueda de comercios cercanos, por lo que sirven como complemento perfecto a tu estrategia de marketing. ¿Quieres ver los resultados que ofrecen estas aplicaciones por ti mismo? Regístrate en nuestra app gratuita, publica un descuento y contempla cómo suben las visitas a tu comercio. ¡Perfecto para los emprendedores que quieran montar una heladería!