Volver

Fecha publicación 13 | 04 | 2020
Compartir

¿Cómo hacer una compra sostenible a buen precio?

Es fácil llegar a pensar, condicionado por los bajos precios de la producción industrial en cadena, que ser responsable con el medio ambiente es algo incompatible con el ahorro. Nada más lejos de la realidad, la compra sostenible está al alcance de todos, y desde cualquier lugar. ¡Incluso a través de Internet!

Utiliza estos cuatro sencillos consejos para llenar tu bolsa de la compra -o tu carrito virtual- con productos realmente baratos, al mismo tiempo que aportas tu granito de arena en la protección del planeta.

1.    Piensa antes de comprar

Intenta grabarte este mantra, porque la impulsividad es la mayor enemiga de una compra sostenible y económica. Prioriza, compara precios y busca aquellas cosas que realmente necesitas y que no acabarán cogiendo polvo en un cajón o, lo que es peor, en la basura.

2.    Muchos productos, un solo envío

Si estás pensando en comprar online, en especial en esta etapa de confinamiento, es aconsejable que lleves a cabo un gran pedido en vez de muchos pequeños. De esta manera, evitarás que el repartidor tenga que hacer varios viajes a tu domicilio, haciendo tu compra más sostenible. Además, muchos e-commerce ofrecen envíos gratis cuando se alcanza cierta cantidad. Un pequeño truco que te servirá para ahorrar cuando compres por Internet.

No olvides marcar el mismo día de entrega para todos los productos, ya que muchas veces, por temas de logística, algunos artículos están disponibles antes que otros y se envían por separado. ¡No lo permitas!

3.    Tiendas de segunda mano, el mejor lugar donde hacer una compra sostenible

Tanto si compras en tiendas físicas como en portales electrónicos, los productos de segunda mano suponen un respiro para el planeta y un alivio para el bolsillo. Además de más baratos, no vienen con su envase original –normalmente de plástico- y estarás reutilizando un producto que, de otra manera, podría engrosar las montañas de desechos de un vertedero.

4.    Apuesta por lo autóctono y de temporada para tu alimentación

Los productos de alimentación locales, propios del pequeño negocio de barrio, son mucho más sostenibles que los industriales, y pueden llegar a ser más baratos si los encuentras en temporada. Su producción artesanal garantiza una reducción de coste energético y de residuos contaminantes. Otra de sus muchas ventajas es que tienen menos componentes químicos, algo que tu salud agradecerá. 

Para conseguir los mejores precios debes conocer bien el tejido industrial y artesanal de cada localidad, saber qué comprar y dónde. Piensa que cuanto más se aleja un producto de su punto de origen, más se encarece su precio. Claro ejemplo es la compra a granel de especias o legumbres. Una alternativa sostenible y económica con la que llevarte a los labios un pedacito de cada localidad que visites.

¿Adquirir este tipo de productos locales con los mejores precioses posible?, te preguntarás. Pues sí. De hecho, en la app gratuita de Billionhands encontrarás un sinfín de comercios de proximidad en los que hacer una compra sostenible y con grandes y exclusivos descuentos. ¿A qué esperas?