Volver

Fecha publicación 16 | 09 | 2020
Categorías Productos del momento
Compartir

¿Qué tipo de bicicleta urbana comprar para desplazarte por la ciudad?

La bicicleta se ha convertido en la reina de la movilidad en las ciudades poscovid. Y no nos extraña, puesto que se trata de un medio de transporte seguro y económico con el que desplazarse a salvo de contagios. Pero también tiene otras ventajas: es amable con el medio ambiente y nos libera de tareas engorrosas. Con ella te olvidas de dar vueltas y vueltas para aparcar por el centro y de tener que repostar combustible en el momento más inoportuno. O de correr a recargar tu abono de transporte porque te has quedado sin dinero.

Por todos estos motivos, la legión de los defensores de las bicicletas urbanas crece día tras día. Y tú, ¿te has sumado ya a la corriente del pedaleo responsable?

¡Ah! ¿Que no tienes bici? ¿Y tampoco idea de cuál comprarte?

Abandona desde hoy esas excusas. En Billionhands hemos pensado en ti y hemos elaborado esta mini-guía sobre bicicletas urbanas para ayudarte a escoger la tuya. Infórmate, descubre cuál es la bici que mejor se adapta a tu estilo de vida, y ¡consíguela a un precio inigualable con nuestro buscador de descuentos!

¿Qué son las bicicletas urbanas?

Las bicicletas urbanas son aquellas diseñadas para servir de medio de transporte dentro de una población. También conocidas como bicicletas commuter, tienen una finalidad práctica: se utilizan para ir de un punto a otro de manera cómoda y eficiente. Esta es su principal diferencia con respecto a las bicicletas destinadas a actividades de ocio o de competición, que se reservan para los entornos lúdicos y deportivos.

¿Qué características debe tener una buena bicicleta urbana o de ciudad?

Una buena bicicleta urbana debe ser útil. Esto implica que su morfología y sus extras han de amoldarse al terreno, a las variables que surjan durante la ruta y a las necesidades del día a día. Entonces, ¿en qué características debes fijarte a la hora de seleccionar tu próxima bicicleta para la ciudad?

1.    Diseño

Los trayectos urbanos suelen comportar interrupciones, frenazos y cambios de ritmo. Para afrontar estas situaciones con solvencia, a tu bici urbana no le deben faltar:

  • Un sillín bien acolchado.
  • Un cuadro que te permita apearte y volverte a montar con celeridad, con barra baja si te resulta más cómodo.
  • Cambios. Quizás no tantos como los de una bicicleta de carretera o de montaña, pero sí los suficientes para jugar con platos o piñones al toparte con una cuesta.
  • Un manillar regulable en altura. No queremos que sufras contracturas o dolores de espalda derivados de una mala postura sobre las dos ruedas.

2.    Seguridad

Para los desplazamientos nocturnos, es fundamental equiparse con luces delanteras y traseras. El objetivo es doble: ver y ser visto. Así que recurre a apliques reflectantes y colócalos en distintos puntos de la bicicleta urbana.

Por otro lado, y teniendo en cuenta que no te pondrás ropa deportiva para montar en tu bicicleta commuter, no viene mal un cubrecadenas para evitar enganchones con el bajo de los pantalones o con los cordones de los zapatos; así como un guardabarros, para protegerte de las salpicaduras en los días de lluvia.

3.    Funcionalidad

A menudo precisaremos cargar con objetos: el portátil, documentación, la compra, etc. Para ello, los mejores accesorios en una bicicleta urbana son:

  • Una parrilla trasera, en la que emplazar un transportín.
  • Una cesta para ubicar en la parte delantera, colgada del manillar.

Principales tipos de bicicletas urbanas

Dejando a un lado piezas icónicas como las bicicletas vintage o las fixie, existen tres tipos principales de bicicletas urbanas: las de paseo, las híbridas y las plegables.

1.    Bicicletas de paseo u holandesas

Las bicicletas de paseo, o bicicletas holandesas, destacan por su estabilidad y porque, gracias a su sillín ancho y su manillar amplio y curvo, permiten pedalear relajadamente y en una postura erguida.

Los modelos de bicicletas de paseo más habituales presentan neumáticos estrechos, ideales para rodar por asfalto; y llevan de serie accesorios como el portabultos trasero, la cesta, guardabarros, luces, el timbre o la pata de cabra.

2.    Bicicletas híbridas

Las bicicletas híbridas, también denominadas de trekking o de fitness en algunas de sus variantes, se encuentran a medio camino entre las bicicletas de paseo y las bicicletas de montaña. La cubierta de sus ruedas es más ancha en comparación con las primeras, pero más estrecha en relación con las mountain bikes. Asimismo, combinan rasgos propios de las bicicletas holandesas (por ejemplo, los accesorios para transportar objetos) con otros asociados a las MTB, como el diseño del cuadro, del sillín y el manillar.

Las bicicletas híbridas están pensadas para un uso mixto. Son tu mejor opción si quieres un vehículo para moverte por la ciudad y para hacer rutas ciclistas por el campo.

3.    Bicicletas plegables

Las bicicletas plegables cobran protagonismo cuando el espacio para almacenarlas es limitado, o cuando hemos de realizar trayectos que incluyen varios medios de locomoción. En el mercado hay modelos con diferentes sistemas de plegado, pero normalmente se doblan por el centro del cuadro y disponen de tija y manillar móviles para compactar el conjunto.

Las ruedas de las bicicletas plegables son más pequeñas (habitualmente, unas 20” frente a las 26” de las bicis convencionales). Como consecuencia, su peso es menor y esto facilita introducirlas en el transporte público, guardarlas en un maletero o subirlas por unas escaleras. No obstante, hay que tener claro que están pensadas para recorridos cortos y sencillos. ¡No son para devorar kilómetros!

Bicicletas urbanas eléctricas: una solución de movilidad con futuro

En un afán por hacer accesibles las bicicletas urbanas a todos los sectores de la población, en los últimos años han cobrado auge las bicicletas eléctricas. Montar en estas e-bikes o bicis de pedaleo asistido requiere menos esfuerzo físico, ya que al pedalear se pone en marcha un motor que ayuda al ciclista a ganar velocidad, hasta un máximo de 25km/h.

Todos los tipos de bicicletas urbanas pueden ser eléctricas. La batería irá adosada a la parrilla trasera, o bien integrada en el cuadro. Y esta, a su vez, podrá ser fija o extraíble, lo que simplifica el proceso de carga.

¿Aclaradas tus dudas sobre las bicicletas urbanas? Pues ahora llega la hora de la verdad… ¡la de buscar el mejor descuento! Visita la web o la app de Billionhands y encontrarás decenas de bicis perfectas para tu nueva etapa de ciclista de ciudad a precios muy, muy ajustados. ¡Entra y lo comprobarás!